Ayuda al desarrollo de tu bebé mediante el juego - Trimestre I

Ayuda al desarrollo de tu bebé mediante el juego - Trimestre I
arriba
Me gusta
8015
186
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

El juego es una parte imprescindible de la infancia, no solo porque los niños tienen que disfrutar, sino porque presenta muchos beneficios para el bebé y el niño: prevención del sobrepeso, favorecer las relaciones interpersonales, la concentración o la autoestima. En este artículo vamos a destacar el efecto positivo del juego para el correcto desarrollo del niño sano ya que muchas investigaciones y estudios ponen de manifiesto que el ejercicio y el juego fomentan el desarrollo físico, psicológico y social.

Es importante que el juego esté adaptado al momento evolutivo tanto físico como psicológico del niño, para así poder desarrollar sus habilidades al máximo.

Para los padres el juego también aporta cosas positivas, para mí la más importante es la interacción con tu hijo, desarrollando los vínculos y favoreciendo momentos muy íntimos especialmente en los primeros meses de vida, cuando la interacción es más complicada.

A continuación vamos a presentar diferentes juegos que puedes llevar a cabo con tu bebé durante el primer  trimestre de vida.

Conseguir la postura boca abajo

Para poder desarrollas todas sus habilidades motoras, el bebé debe lograr colocarse boca arriba y sentirse seguro en esta posición.

Debemos saber que durante los primeros meses los movimientos que genera el bebé son reflejos y no se producen de manera voluntaria; vamos a servirnos de ello en la realización de las actividades.

Tumbaremos al bebé boca arriba sobre una superficie estable y colocaremos una mano abierta y con un contacto firme sobre su pecho. Después, nos colocaremos a pocos centímetros de su cara, buscando su mirada. A continuación, haremos pequeños desequilibrios con nuestra mano mientras buscamos que fije su mirada en nosotros.

Debemos evitar los movimientos bruscos, especialmente antes de los tres meses. A medida que va ganando estabilidad podemos quitar el apoyo de nuestra mano en su pecho.

Jugar con sus propias manos 

Cuando los bebés nacen no existen buenas conexiones entre sus hemisferios cerebrales, por lo que cada brazo se dirige hacia su mismo lado y no son capaces de tocarse en el centro del cuerpo.

Con el bebé aún tumbado boca arriba, cogeremos sus manos e iremos llevándolas hacia delante, a la altura del pecho, y las vamos moviendo hasta conseguir su atención. Al principio del trimestre solo será posible hacer que los dedos se rocen pero, poco a poco, a medida que avance el trimestre debe ir jugando cada vez más con sus manos. También debemos dejar que vaya jugando solo.

Levantar la cabeza 

Es habitual que nos dé respeto colocar al bebé boca abajo, pero si controlamos la cabeza del bebé evitando que se ahogue podemos utilizar esta postura. 

Lo que debemos hacer es colocarnos a un lado y un poco por delante de la cabeza del bebé, y debemos atraer su atención con objetos y sonidos. También podemos colocar sus brazos hacia delante. A medida que el trimestre avance, va a poder levantar la cabeza y llegará a apoyarse en los brazos.

En este artículo encontrarás los diferentes juegos que puedes llevar a cabo con tu bebé a partir del segundo trimestre de vida: Ayuda al desarrollo de tu bebé mediante el juego - Trimestre II

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar