La posición adecuada en el recién nacido - Explicación paso a paso

arriba
Me gusta
4569
89
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

En este vídeo os explico la importancia de la posición fetal en el recién nacido, el primer hito de desarrollo por el que tu bebé debe pasar. Hay que favorecer esta posición hasta aproximadamente el tercer o cuarto mes de vida ya que reproduce la posición redondeada que ha mantenido el bebé durante nueve meses dentro del útero materno, además de que proporciona la base para las siguientes etapas del desarrollo.

Importancia de la posición fetal

Durante esta etapa el bebé tendrá la oportunidad de ir construyendo su esquema corporal, ir reconociendo sus manos y pies y experimentar con su cuerpo a nivel psicológico, postural y sensorial, lo que cimentará la base para desarrollarse de manera correcta en las siguientes etapas del desarrollo.

Esto es aún más importante en los bebés prematuros, por dos motivos: primero, porque cuando un bebé nace de forma prematura, debería estar todavía en esta posición en el útero de su mamá, por lo que es importante que privilegiemos esta postura dando contención cuando esté en la cuna, cogiéndolo en nuestros brazos en posición fetal o mediante el porteo ergonómico (con una serie de precauciones para practicar un porteo totalmente seguro).

Y segundo, porque un bebé prematuro, por norma general, está expuesto a una serie de maniobras que pueden provocar el reflejo de extensión (reflejo de Moro), lo que va a hacer que se active la musculatura contraria (musculatura de extensión).

Cuando el bebé se salta esta fase (o la musculatura extensora presenta tono excesivo), suelen aparecer diversas patologías como los cólicos, irritabilidad, reflujo y otras dificultades en fases posteriores.

Contención de la posición fetal

En el día a día podemos privilegiar esta posición colocando al bebé de lado con apoyo de su espalda en el cojín de lactancia.

Con una toalla enrollada se puede contener al bebé boca arriba facilitando la posición de los brazos y piernas hacia la línea media, algo clave para la construcción de su esquema corporal.

Está postura contenida también se puede privilegiar cuando damos el biberón o el pecho al bebé y cuando lo porteamos de forma ergonómica, manteniendo su espalda en forma de C con una tensión adecuada.

En el libro "Bebés en Movimiento: Acompañamiento del Desarrollo Psicomotor, Sensorial y Postural de tu Bebé" se hablan de este y otros temas relacionados con el desarrollo de tu bebé. Puedes encontrar más información sobre el libro en este enlace: http://www.fisiobym.com/bebes-en-movimiento/

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar